P. ¿ Por qué asistir a una clase?

R. Las enseñanzas de Buda son todas acerca del desarrollo de hábitos positivos, los cuales te ayudaran a lograr una mente pacifica y positiva todo el tiempo sin importar las circunstancias. Los beneficios de hacer esto son inmensos. Desarrollarás habilidades que te ayudarán a resolver cualquier problema, tus relaciones mejorarán, y como resultado serás mas feliz.

 

P. ¿Si estoy practicando una fe diferente, puedo asistir a las clases?

R. Sí. El Programa General está diseñado para todo el mundo. Obtendrás beneficios de las enseñanzas de las clases sin importar si eres o no eres Budista. Cualquier consejo que encuentres beneficioso en las clases, lo puedes integrar a tu vida.

 

P. ¿Qué puedo esperar en una clase de Programa General?

R. Todas las clases de Programa General consisten en una breve meditación en la respiración, seguida por una enseñanza y finalmente, una meditación guiada relacionada a la enseñanza.

 

P. ¿Cómo debo de vestir?

R. La vestimenta es casual, puedes vestir como gustes. En nuestro centro principal Compasión solicitamos que se entre descalzo a la sala de meditación, por lo que es recomendable usar zapatos que se remuevan con facilidad. Sin embargo, esto no es necesario en los anexos.

 

P. ¿Qué pasa si nunca he meditado antes?

R. Experiencia previa en meditación no es necesaria. El maestro te guiará y te ayudará a enfocar tu mente en el objeto de meditación. Si decides asistir con regularidad a las clases, te darás cuenta que tu habilidad para meditar mejora con el tiempo.

 

P. ¿Necesito sentarme en un cojín para meditar?

R. No necesariamente. En las clases de Programa General hay tanto cojines como sillas y en los Eventos especiales, normalmente nos sentamos en sillas.

 

P. ¿Existen reglas que debo conocer antes de asistir a las clases?

R. Tenemos pocas reglas básicas que nos ayudan a adiestrar nuestra mente y practicar consideración por los demás. Por lo que te pedimos hacer lo siguiente: – Quitarse los sombreros, gorras y zapatos antes de entrar a la sala de meditación. – Apagar los teléfonos celulares y otros aparatos que hagan ruido. – Evitar poner libros de Dharma y cuadernillos de oraciones (Sadhanas) en el piso. Generalmente, por respeto a las enseñanzas, los asistentes nos ponemos de pie cuando el maestro entra a la sala de meditación.